RSS

Archivo de la etiqueta: What the bleep do we know?

What the Bleep Do We Know?

Algo así como, ¿Que sabemos acerca de las cosas? como dijo un comentarista de cine que escuché una vez, la película en sí, es bastante especial, es más bien una combinación entre película-documental muy interesante y bastante enredada por lo demás. Amanda, la protagonista de la película, es una fotógrafa desencantada de la vida, estuvo casada pero su esposo la engaño y luego se divorciaron, lo que provocó en ella un gran vacío en su vida difícil de llenar, su vida está rodeada de banalidades, ella solo critica su vida pero no hace nada por cambiarla, hasta que empiezan una serie de encuentros casuales y fenómenos inexplicables que cambiaran su vida definitivamente, harán que Amanda pueda mejorar su vida y no solo observar lo que pasa.

¿Quiénes somos?, ¿De dónde venimos?, ¿A dónde vamos? o ¿Por qué estamos?, son preguntas que hemos tratado de responder desde que el mundo es mundo. Dentro de la película Amanda trata de responder mediante sus experiencias a estas preguntas, a ella le queda claro, no se que tanto así al espectador.

En la parte documental de la película hablan una serie de científicos con respecto a las situaciones a las que se ve enfrentada la fotógrafa, yo destaco dos momentos que sirven para reflexionar, el primero, cuando cuentan la historia de que los indios americanos no podían ver los barcos de Colón debido a que no los conocían y su mente no estaba predispuesta a ver algo flotando sobre el agua que no fueran sus canoas, el chamán local fue al borde del agua día tras día y podía ver la ondulación en el agua hecha por los barcos, sólo cuando estaban muy cerca de la orilla de la playa y vieron la corriente que formaba, pudieron ver las carabelas e incorporarlas a su mente.

El segundo momento que destaco de la película es la visita de Amanda a la exposición de Masaru Emoto, quien mostraba en unas fotografías el efecto de las emociones en el agua, el elemento más puro de todos, y lo que pueden hacer por sobre cualquier cosa o persona sobre la tierra. Las conclusiones que me dejó esta película fueron: Uno puede volverse químicamente o físicamente adicto a una emoción. Por eso la gente muy deprimida pareciera querer seguir estándolo.

Tu mente modifica químicamente tu cuerpo y este evoluciona en reacción. Si odias tu cuerpo, las nuevas células de tu cuerpo serán más receptivas al odio.

La película es interesante, no es fácil de digerir, son miles los detalles que no se captan cuando uno la ve por primera vez, pero al verla dos o tres veces se logra entender gran parte, muy buena actuación de la protagonista.

 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 7, 2011 en Cine de USA, Documental

 

Etiquetas: